Cómo jugar con un PC Gaming y un proyector

Ya llega el verano y es probable que muchos y muchas nos estemos asando de calor en nuestras casas, y con ello también nuestro pc gaming. Y nada apetece más en verano que una buena película en pantalla grande o un buen helado… ¿o si? Imagina poder jugar con tu potente ordenador gaming en una pantalla más grande de lo que puedas llegar a pensar. Desde Nfortec ponemos a prueba cómo jugar con un PC gaming y un proyector y te ayudamos a amenizar esas tardes de verano con tus amigos. ¿Te animas a darle una vuelta a tus partidas?

Primeros pasos y configuración

Es recomendable utilizar una caja pequeña o mini en caso de que vayamos a jugar con un proyector, ya que es probable que en nuestra casa no tengamos un espacio lo suficientemente grande como para jugar cómodamente. Configurar el proyector es un proceso muy sencillo, hay algunos modelos que cuentan con una parte automática que te permite mover el proyector a tu antojo. La experiencia de juego es muy satisfactoria con una pantalla tan grande. 

No es oro todo lo que reluce

El principal problema es que la respuesta de un proyector no es la misma que la de un monitor. El monitor se caracteriza por el tiempo real, por darnos el mismo movimiento que le ordenamos al mando. El proyector sin embargo puede llegar a tener un input lag o latencia de 125 milisegundos, lo que no es una característica muy óptima para jugar a videojuegos en un ordenador. Podrás jugar, pero no tendrás la misma experiencia que en un monitor. 

Tiene un modo de 1080 a 120 hercios, pero no debemos confundir estos hercios con una latencia reducida. Pero esos 120 hercios no son reales, porque no mantiene la misma fluidez. Es como si estuviésemos jugando a 30 hercios reales. 

Otras alternativas portátiles

Si optamos por no jugar en un proyector, podemos optar por un monitor portátil, el cual nos permitirá jugar a 60 hercios con un tiempo de respuesta mucho mayor. Quizás invertir en un monitor, que no será una inversión reducida, si se trata únicamente para jugar a tu PC, no sea la mejor opción. Si finalmente decides jugar con un Pc gaming y un proyector te recomendamos no hacer una inversión superior a 200 euros, ya que un monitor siempre dará un mejor rendimiento. El contra de jugar con un monitor es que no tendremos esa deseada portabilidad que nos permita jugar partidas con nuestros amigos en cualquier lugar. 

Si utilizamos un PC mini deberemos tener en cuenta que la temperatura del equipo será mayor, ya que no tendrá el mismo volumen de flujo de aire que una caja de tamaño estándar. La cantidad de componentes es la misma pero el espacio es menor. Dependiendo de la distribución de los componentes, es complicado mantener un buen flujo de aire y mantener la caja correctamente refrigerada. 

Esperamos que os hayan servido nuestros consejos sobre cómo jugar con un PC gaming y un proyector y que sea una buena alternativa para esas largas tardes de verano y que podáis disfrutar con vuestros amigos de vuestros videojuegos favoritos en cualquier lugar. 

Comments (0)

Posts destacados

Este sitio utiliza cookies, más información en el siguiente enlace.