Cómo instalar refrigeración líquida en tu PC gaming

Una de las primeras dudas que surgen cuando decides embarcarte en la aventura que supone montar un ordenador por piezas es sin duda cómo instalar la refrigeración líquida en tu pc gaming. Cuando realizas ese proceso por primera vez no sabes si colocarla en la parte de arriba del interior de la torre, en el frontal o incluso en la parte trasera. También es frecuente preguntarse cómo poner esa refrigeración líquida para que encaje con el resto de los componentes de nuestro equipo. ¿Quieres descubrir cuál es la mejor forma de instalarla?

Dos configuraciones diferentes: push y pull

En el mundo del hardware, se denomina push y pull a dos configuraciones diferentes a la hora de colocar los ventiladores en la refrigeración líquida. Con el método push el aire se desplazará por toda la torre a través del radiador. Mediante el método pull tirarás del aire del radiador para la ventilación.  

Es recomendable utilizar una caja con el frontal abierto que permita la circulación del aire, (como sucede con los modelos de torres Krater o Draco V2) siempre que vayamos a instalar la refrigeración líquida en la parte frontal. En caso de utilizar una torre con el frontal cerrado optaremos por instalar la líquida en la parte superior o trasera de la caja. 

No es recomendable colocar una refrigeración líquida de 120 mm en la parte frontal o en la parte superior. El lugar óptimo para colocar este tipo de refrigeración es en la parte trasera de tu torre gaming. 

Varias posibilidades a la hora de instalar una líquida 240 mm en la parte superior

oM2zoym0feEmouHe_oxIiwPYLuw81O0RzL8HqZ8M

Si optamos por la instalación de la refrigeración líquida en la parte superior a través del método push obtendremos una temperatura elevada para el resto de nuestro componentes. Utilizando esta configuración para una torre gaming de frontal abierto entra aire frío por la parte frontal, refresca la gráfica y sale por el radiador en forma de aire caliente. 

mKXpOzp7SEzuk8FwH2i0WZNs1nt3POcsCyHjREye

Si optamos por esta misma instalación mediante el método pull en lugar del push nos damos cuenta de que se sobrecalientan más la gráfica y el procesador. El motivo es que la disposición de los ventiladores en este caso reduce la presión considerablemente y puede salir menos aire caliente, y se va acumulando en el interior.  

Opciones para colocar la líquida de 240 mm en la parte frontal

Si optamos por la instalación de la refrigeración líquida de 240 mm en la parte frontal a través del método push, permitiendo la entrada de aire frío por los ventiladores y el aire frío penetra en el radiador. A la caja entra aire caliente, pues el propio radiador ya está caliente. Esta configuración es mejor para la CPU, pues el aire que entra al radiador es frío, y no caliente como sucedía en la instalación de la parte superior. Sin embargo, la GPU sale peor parada. 

CadkbLicPq23YH9opZWWUaSqEnbM45EdKiD_Cg4_

Si decidimos instalar la refrigeración líquida en la parte frontal a través del método pull, pel resultado será que la GPU se calentará menos y la CPU más. Al estar los ventiladores en una posición más cercana a la gráfica, la presión del aire generada es suficiente para que se transmita el aire de forma más óptima a ese componente. 

pGAFDsCAhNSmSCl6aQ0fEv7UkwhirF4FWxKX6loT

La mejor configuración para jugar con una líquida de 240 mm

De entre estas dos configuraciones (push y pull) es mejor la pull, porque preferimos que la tarjeta gráfica se caliente lo menos posible. Cuanto más fría esté la gráfica, mejor para mantener partidas de larga duración. La CPU no se va a poner al límite mientras estemos jugando una partida. Por lo tanto, la mejor instalación para la refrigeración líquida para tu PC Gaming es la frontal en pull. 

Las mejores opciones para la instalación de la 120 mm

La configuración push en el trasero de la torre nos dará unas temperaturas bajas para la gráfica. El movimiento de aire es mayor que con una refrigeración líquida de 240 mm, ya que el radiador es de menor tamaño y no interfiere con el aire generado. Gracias al movimiento del aire, la temperatura de la gráfica descenderá, lo que es una situación óptima para jugar a videojuegos. Por otra parte, la temperatura de la CPU será muy elevada. 

cOBrAS8gRXTqT9Cadddc_mZnXfOLyZzfZywSb_7y

La configuración pull en el trasero de la torre para una refrigeración líquida de 120 mm mantiene la misma temperatura que en el caso anterior, tanto en la CPU como en la GPU.

Por lo tanto, para mantener la CPU en una temperatura baja, no sería recomendable utilizar una refrigeración líquida de 120 mm

Comments (0)

Posts destacados

Este sitio utiliza cookies, más información en el siguiente enlace.