Cómo instalar la placa Maia

Si eres de aquellos que disfrutan personalizando al máximo su PC, no solo en cuanto a componentes, sino en cuanto a detalles, Maia es para tí. Descubre nuestra placa A-RGB y presume de set-up, con opción de sincronización y sencillo control de colores.

Nuestra placa A-RGB para bases de torres mide 327mm x 81mm x 7mm, encaja a la perfección en vuestros modelos preferidos, como Draco V2, Krater o Lynx, y es compatible con todas las torres de nuestro catálogo que cumplan con esas medidas. Su instalación es realmente sencilla pues, se fijará de manera magnética al chásis de tu torre, sin necesidad de atornillar o anclar nada. Si dudabas en hacerte con Maia para tu set-up porque creías que sería engorroso instalarla, te aseguramos que no tendrás ningún problema. Solo tendrás que sacar Maia de su caja, retirar el recubrimiento plástico de seguridad, para que vaya perfectamente protegida durante su envío, y en un segundo estará instalada en la base de tu torre, esperando a ser conectada. 

Su conexión es muy sencilla pues es muy similar a la conexión de un ventilador adicional, por ejemplo. Cuenta con un conector 5v de 3 pines, que puede ir directamente a la placa base, en caso de que ésta lo permita, o a tu controladora ARGB. Esto quiere decir que es sincronizable con otros componentes compatibles, independientemente de su marca, pues la tecnología A-RGB es utilizada ya por muchas compañías. 

Si tu caja lleva una controladora y no te quedan huecos para conectar Maia porque tienes ventiladores conectados, lo que deberás hacer es, desconectar uno de esos ventiladores. La placa Maia tiene dos conectores: uno macho (que iría conectado a la controladora, en el hueco que has dejado libre) y uno hembra (donde iría conectado el ventilador que quitaste de la controladora). De este modo, se establece un puente entre ambos conectores, y permite la alimentación tanto del ventilador como de la placa desde el mismo conector.